1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://leyendas.about.com/od/leyendasporpais/a/La-Impresionante-Leyenda-De-La-Lola.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

La impresionante leyenda de la Lola

Crimen y castigo en tierras de Chile.

Por

La leyenda de la Lola procede de la región norte de Chile, famosa por sus recursos mineros. Cuenta esta leyenda que una recatada joven, de nombre Dolores, a quien se apodaba Lola en el pueblo, era una mujer bellísima y celada profundamente por su padre, quien no consentía que la joven tomara esposo sin su permiso, puesto que deseaba casarla con un hombre rico que le proporcionara todas las comodidades que ella merecía. Sin embargo, y como suele suceder en estos casos, la joven se enamoró un día perdidamente de un muchacho pobre, un humilde minero. Iluminados por el amor, contrajeron matrimonio en secreto. Sabedora de que su padre montaría en cólera al momento de enterarse de lo que estaba ocurriendo, decidió huir con su enamorado, y juntos marcharon al campo, en donde, el joven afirmaba, pronto encontrarían fortuna ya que él y sus compañeros conocían la localización exacta de una mina secreta. Efectivamente fue así, y pronto la feliz pareja pudo disfrutar del producto de la labor de desenterrar los tesoros que esconde la tierra. Sin embargo, la súbita fortuna acarrearía la desgracia.

El joven, quien hasta ese momento había sido un marido solícito y cariñoso, comenzó a descuidar visiblemente a Dolores, a beber, a someterla a malos tratos, al punto de ausentarse varios días de su casa, a veces con pretexto, a veces sin él. Temerosa de que estuviera engañándolo, Dolores se decidió a seguirlo en una ocasión, y con horror constató que el joven gastaba el dinero familiar en un lupanar. Loca de furia y celos, esperó a que saliera, intoxicado por la bebida, y en la puerta de la casa mala le dio muerte con un puñal. Casi inmediatamente se arrepintió, pero el daño ya estaba hecho: Dolores corrió enloquecida de dolor, vergüenza y remordimiento hasta el pueblo, en donde su padre, avejentado, esperaba noticias suyas, y gritó en medio de la plaza mayor que su marido había sido asesinado y que buscaba justicia. Pronto se organizó una partida de hombres que salieron a dar con el malhechor, ignorando que Dolores los había enviado a una búsqueda vana. Sola con su padre, confesó su crimen, se arrodilló y comenzó a llorar y reír incomprensiblemente. Luego, como sobrecogida por el espanto, murió.

La historia pudo haber acabado allí, pero mientras se organizaban los funerales de Dolores, su cuerpo desapareció misteriosamente. Pronto la leyenda comenzó a rodar: Dolores, o Lola, la Lola, como sería conocida de ese momento en adelante, había salido en busca del asesino de su marido, pero era el destino de su alma no encontrarlo jamás, ya que el asesino no era otro que ella misma. Antes de que mucho tiempo pasara, los primeros reportes sobre una bella mujer que arrastraba un ataúd y que preguntaba incesantemente por el asesino de su esposo cundieron por el lugar. Desde entonces, los viajeros tienen cuidado de no cruzarse con la Lola, ya que el espíritu de la mujer intenta asesinar a todo varón con el que se encuentra para echar sobre él la culpa del asesinato de su marido y así quedar libre de sospecha. Los mineros de las regiones del norte de Chile sienten especial temor por ella, ya que aseguran que se trata al mismo tiempo de una protectora de las vetas minerales que desea impedir que la tierra sea despojada de los tesoros que guarda.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.